Repartos de verduras en las calles, soberanía alimentaria en las plazas. Semana de lucha campesina 2018

 

Reparto de verduras agroecológicas en Vallecas

  • En ocho distritos de Madrid, los grupos de consumo reparten sus verduras agroecológicas en las calles y las plazas
    El reparto coincide con el Día Mundial de la Lucha Campesina, que recuerda la matanza de campesinos del Movimiento Sin Tierra en Brasil
    El acaparamiento de tierras que expulsa y pone en peligro a campesinos e indígenas, ha alcanzado los 227 millones de hectáreas desde el año 2000, más de 275 veces la superficie de la Comunidad de Madrid
    Las acciones continúan toda la semana, el sábado 21 activistas de Jaén explicarán la ocupación del Cerro Libertad, una finca abandonada, propiedad del BBVA.

Sacar las verduras a la calle en el Día de la Lucha Campesina

En la red organizadora de la Semana de Lucha Campesina lo tenemos claro: “Sin tierra, agua y semillas en manos de las comunidades campesinas, se dispararía el hambre en el mundo”. Son ellas las que producen entre el 50 y el 70% de los alimentos, aunque dispongan tan solo entre el 25 y el 30% de las tierras cultivadas”, según señaló por la mañana el experto Altieri, en la jornada celebrada por la FAO el 17 de abril.

Parte de esos alimentos campesinos llegan a Madrid a través de unas redes desconocidas para buena parte de la población. Proceden de huertas periurbanas y se distribuyen a colectivos que establecen un compromiso con un agricultor o una agricultora. Crean una red de producción y consumo que construye una alternativa a los canales habituales de mercado, y lo hacen porque han decidido apostar por una agricultura campesina, en pequeñas fincas próximas y en la que hay una relación directa entre quienes cultivan y consumen los alimentos.
Estos grupos de consumo, cooperativas agroecológicas e integrales, tiendas cooperativas tienen una cita cada año en la que muestran su solidaridad con el campesinado amenazado del mundo. Cada 17 de abril se celebra el Día Mundial de las Luchas Campesinas. Como explica uno de los participantes, miembro fundador de Surco a Surco “La semana campesina es un momento especial para salir a la calle a reclamar nuevos modelos de agricultura y de comercialización, además de protestar por la represión y asesinatos que las diferentes luchas campesinas a lo largo del mundo tienen que sufrir
Este año llevaron, como tantos otros grupos de consumo, su solidaridad a las calles. En ocho distritos de Madrid: Fuencarral-El Pardo, Tetuán, Chamartín, Centro, Carabanchel, Moncloa-Aravaca, Puente de Vallecas y Latina grupos de consumo han repartido verduras en las calles, mostrando cómo se organizan cada semana, para alimentarse con verduras de temporada cultivadas con prácticas agroecológicas en fincas próximas a Madrid. “Queremos que se vea la huerta sobre el asfalto” explica otro de los colectivos “necesitamos campos y pueblos vivos, necesitamos la agricultura campesina que es la que alimenta al mundo, y hace falta que salir a la calle para que vecinos y vecinas lo vean, porque esos campesinos,esas campesinas también necesitan nuestro apoyo para luchar contra la impunidad y el acoso que sufren”.

Cooperativa repartiendo verduras en el Barrio del Pilar

Las luchas campesinas por la tierra, el agua y las semillas

Cada año miles de hectáreas son arrebatadas a las comunidades indígenas y campesinas, para ponerlas al servicio de las grandes corporaciones, interesadas en la tierra y en el agua. OXFAM calcula que desde el año 2000 más de 227 millones de hectáreas han sido objeto de procesos de acaparamiento de tierras. Es una superficie difícil de imaginar, cabría dentro 275 veces la Comunidad de Madrid, equivale a más de cuatro veces la superficie de España. El acaparamiento implica una pérdida significativa de acceso a la tierra para los pobres del entorno rural, en ocasiones también su expulsión y desplazamiento a otras áreas e incluso su asesinato. Cuando las comunidades se movilizan, intentando resistir, o demandando acceso a la tierra, son objeto de violencia. El 17 de abril de 1996 una de estas protestas, acabó en masacre, 19 campesinos del Movimiento Sin Tierra de Brasil fueron asesinados en Eldorado, por eso La Vía Campesina declaro el 17 de Abril como Día Mundial de  las Luchas Campesinas.

También en Lavapiés

Verduras reivndicativas de DINAMECO, junto a Tirso de Molina

 
La organización desde los colectivos de la Semana de Lucha Campesina
Los grupos de consumo, urbano se implican en la semana de luchas campesinas porque como explican desde Surco a Surco  “apostamos por un consumo agroecologico, pero también por un cambio social en la alimentación para que sea un sector más justo y participativo”.
Las actividades culminarán el sábado 21 de abril, en la Plaza delante del Museo del Reina Sofía. Allí estarán compañeros para contarnos la ocupación del SAT, de Cerro Libertad,, un proyecto colectivo agroecológico que desde hace meses ocupa una finca abandonada, que pasó de las manos de la SAREB al BBVA y que con su esfuerzo, el sindicato ha convertido en un referente para los movimientos populares. También estarán los colectivos movilizados contra la mina de uranio a cielo abierto en el Retortillo y proyectos agroecológicos por la soberanía alimentaria que se despliegan en las periferias de la Comunidad de Madrid. Habrá también actividades de encuentro entre el mundo rural y urbano, con talleres y mandalas de semillas, bailes tradicionales y una representación simbólica a cargo de Teatro de la Tierra. Todo ello dentro del Homenaje recordando “los 22 años de impunidad, las luchas que continúan por una Reforma Agraria Popular para garantizar la Soberanía Alimentaria  de los pueblos del mundo”. Un encuentro con tiempo también para denunciar la creciente criminalización de las luchas sociales y para denunciar a su vez los Tratados de Libre Comercio que “busca mercantilizar nuestros bienes comunes”.
El reparto de verduras y las actividades de toda la semana han concluido con un grito común, el de La Vía Campesina :¡Globalicemos las luchas! ¡Globalicemos la esperanza!
* Listado de colectivos:

Pararse y mirar al horizonte. Encuentro de colectivos por la soberanía alimentaria

Difícil encontrar un momento, parar a pensar si marchamos en la misma dirección, si estamos compartiendo horizonte y  caminos, si vamos dejando pistas para quienes quieran explorarlos, si volvemos la mirada para apoyar a quien no llega…

Difícil con esta vida hiperproductiva, que se  llena con sacar adelante el día a día… y sin embargo, a veces conseguimos un pequeño espacio. El pasado enero, nos juntamos unas 30 personas de 22 colectivos. Hubo otros 11 colectivos que no pudieron venir, pero con quienes esperamos seguir enredando.

Porque nuestras ganas de cambiar modelos y romper moldes son muchas, peor nuestras energías son limitadas, nos planteábamos  objetivos que nos ayudaran a avanzar sin suponer una pesada carga extra: Nos juntamos a pensar en cómo facilitar el desarrollo e intercambio de recursos y visibilización de alternativas, en desarrollar campañas coordinadas de sensibilización (ligada a centros sociales y vinculados al anticapitalismo), mejorar nuestro conocimiento de modelos alternativos de producción-consumo. Y queríamos definir una hoja ruta para grupos aislados, que pueda servir para desplegar una “estrategia de contagio” en el barrio Seguir leyendo

Lucha por la tierra y contra los desalojos. Ahora: Cerro Libertad

Lucha por la tierra y contra los desalojos. Ahora: Cerro Libertad
En defensa de las gentes que vuelven a la  tierra a alimentarse, a alimentarnos. En apoyo del proyecto agroecológico Cerro Libertad, que ocupa y recupera tierras que el BBVA tenía abandonadas e improductivas. Porque en Andalucía la tierra está en manos de terratenientes que la usan para mantener el poder y precarizar a las jornaleras. Porque las gentes del Cerro Libertad demuestran con su trabajo y su ilusión que otro modelo es posible. El 14 de marzo, todas con el Cerro Libertad, a las 11 concentración en la oficina BBVA

Seguir leyendo

Sin tierra, no hay agricultura. Defendámosla de la especulación urbanística

La huella ecológica de la Comunidad de Madrid nos dice que necesitamos 20 veces la superficie de la Comunidad para mantener nuestro modo de vida. Un modo de vida que necesitamos cambiar, pero aún asi, con esa cifra en la cabeza, cualquiera podría entender que no estamos en condiciones de seguir perdiendo suelo biológicamente productivo. Y sin embargo, urbanistas, políticos y técnicos siguen anclados en un modelo desarrollista que apuesta por el ladrillo. Uno de los últimos casos, en Perales de Tajuña, en plena vega que históricamente abasteció de alimentos a Madrid. No nos queremos quedar cruzadas de brazos. Porque sin tierra no habrá agroecología posible. Estamos a tiempo de parar sus planes.

 

No comeremos ladrillos

Seguir leyendo

Recuperar las legumbres en nuestras dietas y en las de los colegios

legumbres

Legumbres y Suelos

Sin agricultura, difícil alimentarnos. Sin suelo, difiícil tener agricultura. Y sin legumbres, difícil tener buenos suelos. Tenemos claro que nuestro objetivo de conseguir una transición agroecológica del sistema alimentario, pasa entre otras cosas, por recuperar las legumbres en nuestra dieta. Seguir leyendo

Asamblea de otoño 2017

Lo decía Neruda:
“Vamos a preparar la tierra
y a enseñarla a ser madre,
a guardar las semillas que en su vientre
van a dormir cuidadas por dos jinetes rojos
que corren por el mundo:
el aprendiz de otoño
y el otoño”.

Siempre aprendices, aprendices de otoño en nuestra:

Asamblea de otoño de Madrid Agroecológico

Domingo 5 de noviembre, de 11 a 13

 Colegio CEIP Luis Cernuda (Calle Carril del Conde, 64, Madrid)

En esta asamblea de otoño de 2017, la comisión de agrocomposta (biorresiduos) actúa como anfitriona para mostrarnos cómo una moneda social puede actuar como herramienta de dinamización agroecológica. Seguir leyendo

¿Quién decide qué es ecológico y qué agroecológico? El sentido de las SPGs

Que estén claras las diferencias entre ecológico y qué agroecológico ¿debería importarnos? Y quién decide qué es ecológico y qué agroecológico ¿Debería importarnos también? Creemos que sí, porque nos importa la soberanía alimentaria, porque pensamos que las cuestiones sociales y laborales no pueden quedar relegadas a un segundo plano, porque nos importan lxs campesinxs en resistencia, porque pensamos en ecosistemas y biodiversidad, no solo en términos de insumos y pesticidas y porque queremos recuperar el control social sobre cómo producimos y cómo nos alimentamos. Seguir leyendo

Del campo a la ciudad y de vuelta al campo. Revisamos objetivos

 

Esta plataforma por la agroecología tiene algo de orgánico. Y así como se suceden los ciclos biológicos en la naturaleza, también nos encontramos nosotras de nuevo en un momento de creación, de ideación. Desde que nos pusimos en marcha hace dos años y medio, algunas ideas han sedimentado, algunas se han descartado y otras nuevas se han ido abriendo camino.

En julio nos juntamos para pensar si tiene sentido hablar de “Ciudades agroecológicas para un mundo rural vivo” y actualizamos nuestros objetivos y pensamos potenciales alianzas. (Descargar acta) :

Re-vuelta al campo… ¿se puede vivir del campo?

Seguir leyendo

Mercados agroecológicos, más allá del espejismo

Clara y Waku con los marcos de la Campaña "Lo que esconde la comida" de movilización, en los mercados agroecológicos de AUPA. Verano 2016

Campaña movilización MAE “Lo que esconde la comida”  en los mercados agroecológicos de AUPA.  Verano 2016

Habíamos puesto muchas esperanzas en los mercados. Mercados campesinos, mercados de la tierra, mercados agroecológicos, distintos nombres, a cuál más evocador, que hablaban de llenar las plazas de Madrid de productos de la tierra, traidos por quienes los habían cultivado y preparado con cuidado para nosotras, recuperando lazos directos entre productorxs y consumidorxs. Y sin embargo…

Lo que falta en los mercados agroecológicos

Seguir leyendo

Asamblea 8 de julio ¿Ciudades agroecológicas para un mundo rural vivo?

cartel8Julio

Llega julio y con el verano, las ciudades empiezan a vaciarse. Quienes nos quedamos nos encontramos nos dedicamos a disfrutar de una ciudad más pausada y con más momentos tranquilos para el encuentro, los que nos regala el verano. Es un buen momento para pensar ¿y no deberían vaciarse las ciudades? Si tanto nos gusta escaparnos de ellas, ¿por qué no irnos de verdad al campo?

Sabemos por qué, porque el poder y la actividad está aquí. Como decíamos en otros foros “el capitalismo nos necesita concentrados en ciudades”. Nos gusta pensar que emigrar al campo, poblar territorios es un acto de rebeldía que nos acerca a la soberanía alimentaria. Y podría ser una opción en barrios con más del 30%, poblacion juvenil en paro. Pero aquí seguimos la mayoría… Seguir leyendo

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com