Alimentación sana y de calidad en la pandemia: alternativas al fast-food para los grupos más vulnerables

Alimentación sana y de calidad en la pandemia: alternativas al fast-food para los grupos más vulnerables

Las familias en situación vulnerable de la Comunidad de Madrid necesitan una alimentación sana. La falsa solución de la Comunidad de Madrid, con menús de Telepizza, de calorías vacías agravan la situación de menores que presentan los peores índices de obesidad infantil. La pequeña producción ecológica local puede ser la respuesta a la emergencia sanitaria y necesita apoyo institucional para afrontar esta  crisis sanitaria y la socioeconómica que le sucederá. Buena parte de la comida para escolares con menú de precio reducido puede salir de las huertas y proyectos productivos agrecológicos de la región.

Buena parte de la comida para escolares con menú de precio reducido puede salir de las huertas y proyectos productivos agrecológicos de la región”. Desde hace días en la plataforma Madrid Agroecológico estamos valorando la capacidad  para ofrecer una alternativa a la fast-food para colectivos vulnerables. Los proyectos periurbanos, complementados por redes agroecológicas en la Vera y la huerta valenciana, pueden aportar de manera inmediata verduras, hortalizas, panadería de calidad y fruta. Quieren mostrar que hay alternativas a Telepizza y la comida basura para alimentar los hogares más vulnerables y denunciar la polémica medida de Díaz-Ayuso, que carece de los mínimos criterios nutricionales en un momento de crisis sanitaria, en el que es más importante que nunca una adecuada alimentación que refuerce el sistema inmunológico.

Alimentación saludable, más importante aún en tiempos de pandemia.

El cierre de los colegios ha dejado en una situación de mayor vulnerabilidad aún a las familias que reciben el bono alimentación escolar por RMI (Renta Mínima de Inserción). En muchas ocasiones el almuerzo en el comedor escolar suponía el único plato nutritivo y saludable para esas niñas y niños.

La respuesta de la Comunidad de Madrid ha sido confiar la elaboración de los menús infantiles de las familias con beca comedor a la grandes cadenas como Telepizza y Rodilla, sin atender a los criterios de nutrición que la misma Comunidad de Madrid recomienda en su Guía de Consejo Nutricional para Padres y Familiares de EscolaresNo han dado ninguna explicación para tomar esta decisión, ni siquiera la mayor capacidad de distribución que las grandes empresas podrían aportar. Ya había una estructura con capacidad para prestar el servicio de comedores escolares, pero despidieron en cuanto se declaró la alarma, desestimando y desvalorizándolos.
En estos momentos de reclusión, las autoridades nos recuerdan que es importante mantener pautas saludables de alimentación, lo que contribuye a mejorar las defensas de nuestro organismo. Sin embargo, la Comunidad de Madrid recurre a empresas con menús muy deficientes, poco equilibrados, que no cumplen los estándares de calidad nutricional, con exceso de procesados, grasas  e hidratos refinados y apenas alimentos frescos. Son menús destinados precisamente a un colectivo que de por sí arrastra los peores índices de obesidad infantil, tal como pusieron de manifiesto los estudios de Madrid Salud en 2017 y 2019.  Sus menús con calorías vacías no harán sino agravar la situación, especialmente si tenemos en cuenta que por el confinamiento, los niños y niñas ven muy reducida su actividad física.

Patata. Ecosecha

Conflicto de intereses: gana la gran empresa.

El miércoles 11 de marzo se cerraron todos los centros educativos de la Comunidad de Madrid y automáticamente el gobierno regional rescindió los contratos con las empresas que prestaban sus servicios. Unos días después Diaz-Ayuso anunció que contrataría a Telepizza y Rodilla.

Desmantelan las redes más justas para los servicios de ámbito público y luego contratan grandes empresas amigas. No es de extrañar que la Comunidad de Madrid se haya lanzado a esta propuesta, pues en nuestra región hay un claro múltiple conflicto de intereses. La Fundación Española de la Nutrición (FEN), que se encarga de evaluar la calidad de la comida que llega a los comedores escolares de la CAM, es una empresa privada promovida por las grandes empresas de la industria agroalimentaria, entre las que están Nestlé, McDonalds, Coca-Cola, Quirón Salud —el gigante de la sanidad privada—, Campofrío, Pepsico y, por supuesto, Telepizza. Algunas de estas empresas se aprovechan de la situación de alerta y de los contactos con la administración regional. La medida de  Díaz-Ayuso, respaldada por el Ministerio de Salud, evidencia una desadecuada atención de los más vulnerables en situaciones de crisis.
Desde las diferentes organizaciones madrileñas por una alimentación justa y sostenible agrupadas en la Plataforma Madrid Agroecológico y Carta contra el Hambre alertamos de esta situación e instamos a la presidenta a abordar la compra pública alimentaria poniendo en el centro la salud de estas niñas y niños. Pedimos a la Administración Regional que cuente con el tejido productivo de las pequeñas empresas, con los proyectos productivos agroecológicos y los servicios de catering de comida saludable, contribuyendo a su viabilidad y a recuperar esos empleos en estos tiempos de crisis.

El puerta a puerta y otros modelos para llegar a los colectivos vulnerables.

Los proyectos agroecológicos están dando ejemplo de flexibilidad y capacidad de adaptación. Su modelo se basa en la venta directa, pero los mercados de calle han desaparecido y han cerrado los centros donde los grupos de consumo hacían los repartos. Ante esta situación se han ofrecido a intensificar los repartos a domicilio: “la gente está cada vez más asustada y no quiere salir, les llevamos los pedidos a casa”, nos cuenta Luis, “también podríamos hacer las entregas a los caterings o a las propias familias beneficiarias del programa”. Estmos habilitando un espacio online para facilitar el contacto con proyectos productivos que ofrecen ese reparto. Pueden además aportar esa  experiencia de micro-distribución para los programas públicos de ayuda alimentaria, llevando la agroecología hasta los colectivos y los hogares más vulnerables.

Hay ejemplos de políticas públicas que han conseguido enfrentar el problema sorteando las grandes empresas y apoyando el tejido productivo local. Es el caso de Getafe, donde el Ayuntamiento ha ampliado el servicio de comida a domicilio para personas mayores y ha  habilitado cuatro colegios para entregar la comida diaria a menores que cuentan con beca de comedor durante el curso, apoyándose para ello en la empresa que realiza las actividades extraescolares municipales, quien hará la entrega de esta comidas mientras los colegios permanezcan cerrados. En la Comunidad Valenciana han optado por ‘vales beca comedor‘ de compra gratuita de productos alimentarios en los establecimientos de las cadenas Consum y Charter.

En la Comunidad de Madrid algunos expertos abogan por un ingreso extraordinario en concepto de necesidades de alimentación, directo a las familias beneficiarias del programa de menús a precios reducidos

Fuera del ámbito institucional, proyectos agroecológicos autogestionados están ofreciendo apoyo a los colectivos más vulnerables:  “las personas migrantes sin papeles de Lavapiés no pueden salir ni vender ahora y están en una situación extrema. Por eso desde la cooperativa agroecológica vamos a socializar las cestas, para entregárselas a través de la red antirracista de apoyo a migrantes Migrapiés” explican desde el BAH!, una de las cooperativas agroecológicas más veteranas de Madrid

 

Lo que nadie cuestiona es que las familias en situación vulnerable de la Comunidad de Madrid necesitan una alimentación sana. La pequeña producción ecológica local puede ser la respuesta a la emergencia sanitaria y necesita apoyo institucional para afrontar esta  crisis sanitaria y la socioeconómica que le sucederá.

Jornadas “Qué comemos… quién nos cuida” de Madrid Agroecológico en La Casa Encendida (18/19 de mayo de 2018)

Como sabeis, Madrid Agroecológico (MAE) es un espacio de encuentro y articulación entre distintos colectivos y actores vinculados a la producción y el consumo en el territorio de la biorregión de Madrid. conforme a los objetivos de la soberanía alimentaria. Tenemos dos objetivos básicos: en primer lugar, pretendemos ser un agente referente para creación de políticas agroecológicas que hagan posible el cambio de modelo en el sistema agroalimentario a nivel regional mediante la incidencia en las instituciones. Por otro lado, buscamos generar un espacio de encuentro e intercambio entre la producción, el consumo, la formación y la sensibilización agroecológica en la región central de la península ibérica. Seguir leyendo

Semana Lucha Campesina 2018. Tierra, Agua, Semillas

Abril nos trae aires campesinos. Como cada año, desde hace 10, denunciaremos en las calles los procesos de expropiación de recursos y de saberes y la expulsión y asesinato de campesinas, de campesinos y de quienes alzan su voz para defender la tierra. Recordaremos sus luchas y los problemas en todo el mundo, para acceder o conservar al agua, la tierra y las semillas. Queremos fortalecer la solidaridad y la resistencia y profundizar la alianza entre el medio rural y la ciudad, a favor de un proyecto de sociedad basada en la justicia social y la solidaridad de los pueblos.

Seguir leyendo

Grupos de consumo para apoyar la agricultura campesina

¿Cómo construimos alternativas al modelo alimentario globalizado? ¿Se trata de replicar prácticas autogestionadas como las cooperativas y grupos de consumo, multiplicándolos por los territorios? ¿O sería mejor dar un salto cualitativo, con modelos de mayor escala? El debate surge una y otra vez, y viendo el panorama, seguro que hay espacio para ambas opciones y ambas son necesarias. Proponemos en este artículo algunas lecturas que nos dan pistas sobre cómo se organizan, consiguen recursos y trabajan en red los grupos de consumo JUNTO a las productoras en Francia.

Organizarse construyendo alternativas

De todos los nombres posibles, aquí probablemente nos quedamos con el más insulso: Grupos de consumo. En Italia son grupos de compra solidaria y  están completamente imbricados en la red de Economía Solidaria; en Francia son asociaciones de apoyo a la agricultura campesina (AMAPs), y en el mundo anglosajón, agricultura apoyada por la comunidad. Seguir leyendo

Contagio colectivo: Construimos soberanía alimentaria desde el consumo

Nos bombardean con llamadas a una alimentación saludable y la oferta de alimentos ecológicos aparece en cada esquina. Pero seguimos pensando que esos mensajes que apelan a nuestra capacidad de compra con una visión individualista de la salud, son simplistas y excluyentes. Son complacientes con el sistema que genera desigualdades y opresión y no nos llevarán a los cambios estructurales que hacen falta. Así que convocamos un encuentro entre colectivos, proyectos y gentes de espíritu inquieto, para un ejercicio de ideación conjunta de estrategias con las que expandir alternativas desde la soberanía alimentaria en nuestros barrios (y pueblos)

¿Se puede contagiar la soberanía alimentaria con activismo?

Seguir leyendo

Frente a los alimentos sin futuro, huertas agroecológicas

Panel de La Madre Vieja. Exposición Qué comemos… quién nos cuida

Alimentos sin futuro. La agricultura que agota y contamina

La agricultura industrial explota el suelo hasta agotarlo, con un modelo productivo petrodependiente y contaminante en toda la cadena de producción, distribución y consumo (deforestación, maquinaria pesada, fitosanitarios, agrotóxicos, ganadería intensiva, residuos orgánicos, alimentos kilométricos, refrigeración, envasado…). Se estima que la industria agroalimentaria industrial es responsable directa o indirectamente de entre el 47% y el 54% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Seguir leyendo

Agroecología en el Mercado, también por Navidad


Versión completa del video

El 20 de diciembre, ritmos musicales y cocina de temporada para presentar la exposición ¿Qué comemos… quién nos cuida? Llegan las fiestas y las ganas de celebración se sientan a la mesa con nosotras.  A esta mesa se sientan también nuestras contradicciones: nos apegamos a la tradición y volvemos a casa por Navidad canturreando villancicos, pero debajo del brazo llevamos langostinos tropicales y piña. Sin darnos cuenta, olvidamos los impactos que tienen en nuestra sociedad y en el entorno, en la salud, los derechos humanos y la conservación del medio ambiente. Seguir leyendo

Mapas y datos. Tras la pista del consumo y la producción agroecológicas en Madrid

Ver para entender. Entender para actuar. Esos podrían ser los principios que inspiran las herramientas colaborativas de visualización de información que tanto se prodigan en los últimos tiempos. Internet, la web y las nuevas tecnologías han puesto a disposición de colectivos sociales herramientas antes solo al alcance de entidades con muchos recursos. Además los organismos públicos se han visto obligados a hacer pública y accesible una cantidad ingente de información. Pero ¿cómo lo aprovechamos?

Ver pantalla completa

Mapas de proyectos y también de redes, relaciones…

Seguir leyendo

Pensando juntas la distribución y la logística agroecológica

modelos2

Si no reaccionamos, el espacio del consumo con conciencia ecológica lo van a ocupar las grandes cadenas con sus lineas eco, o nuevos operadores, de menor tamaño, pero que reproducen patrones individualistas, consumistas y continuistas con el modelo excluyente y desequilibrado actual, en el que no tenemos control sobre nuestro sistema alimentario.

Alimentar la inquietud social en lxs consumidorxs con conciencia ecológica

No queremos que eso suceda. Es más, pretendemos sumarle a esos potenciales consumidores concienciados, con inquietudes ecológicas, la inquietud social, atraerlos hacia la agreocología y ser a la vez capaces de ofrecer una alternativa de consumo coherente.

El reto es complicado, no solo por lo desigual de la lucha. Resulta que, además, nuestra capacidad productiva y organizativa es, digamos, limitada. Pero hay modelos exitosos de los que  aprender y experiencias interesantes que combinar.
Seguir leyendo

Paso a paso hacia la soberanía alimentaria en los barrios. Devolución del encuentro de colectivos

Encuentro

El 12 de marzo, celebramos un encuentro con el objetivo de trabajar como movimiento social, tejiendo alianzas con colectivos, centros sociales y grupos de base en barrios y pueblos para explorar vías de interacción en torno a la Soberanía Alimentaria y la Agroecología, desde la autonomía. Esa construcción de soberanía, pasa necesariamente por vincular los barrios con zonas agrarias. Por eso en el encuentro había gentes de campo. Nos necesitamos mutuamente, ¡¡vamos a cambiar el modelo juntas!!

Aterrizando

Seguir leyendo

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com