Manifiesto por una compra pública alimentaria sana y sostenible

Manifiesto por una compra pública alimentaria sana y sostenible

El próximo jueves día 15 de noviembre se presenta del Manifiesto ‘Por una compra pública alimentaria sana y sostenible’ en el Mercado de San Fernando de Madrid (calle Embajadores, 41).

Sus promotortes son: Plataforma Ecocomedores Madrid, Cooperativa Garúa (dentro de su proyecto Alimentar el Cambio), CECU Madrid, Seo Birdlife, Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra Madrid, Justicia Alimentaria, AGIM COAG, AUPA, AMASAP (Asociación madrileña de salud pública) y OCT (Observatorio Cultura y Territorio).

Manifiesto ‘Por una compra pública alimentaria sana y sostenible’

La compra de alimentos por parte de las administraciones públicas supone un importante porcentaje del gasto público,[1] y tiene un importante impacto en la sociedad, tanto por su volumen de compra en sectores determinados, como por su valor ejemplarizante. El potencial transformador de la compra pública alimentaria a favor de sistemas alimentarios respetuosos con las personas y con el medio ambiente, es una oportunidad que no debemos desaprovechar, para

Frenar la obesidad infantil y otras enfermedades no transmisibles.

Debemos adecuar las políticas públicas sobre alimentación a las recomendaciones de organismos internacionales (como las Organizaciones de Naciones Unidas para la Alimentación -FAO-, la Salud -OMS-, o sus Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030 entre otros).

Una alimentación saludable, basada en una dieta variada y equilibrada, contribuye a prevenir la obesidad y otras enfermedades directamente relacionadas con la alimentación, tanto en la infancia como en la edad adulta[2].

Los comedores colectivos, y sobre todo los escolares, no sólo pueden mejorar la calidad nutritiva de sus menús, sino que además son cruciales para la adquisición de hábitos alimentarios saludables y sostenibles.

Impulsar el sector primario, el medio rural y la economía social.

El sector agrario madrileño está muy deteriorado desde hace años. Apostar por la compra pública de alimentos de proximidad acortando el número de intermediarios entre producción y consumo (circuito corto) contribuye a:

  • Mejorar la rentabilidad de las explotaciones agrarias, facilitando la incorporación de jóvenes y nuevos emprendimientos en el sector agroalimentario regional.
  • Generar empleo de calidad de forma directa e indirecta[3], ofreciendo oportunidades para empresas de economía social y solidaria (ESS) que producen con criterios éticos y sostenibles.
  • Frenar la despoblación rural, favoreciendo la fijación de población activa y sus familias en los pueblos madrileños.

Luchar contra el cambio climático y mejorar el medio ambiente.

Favorecer el consumo de alimentos de proximidad y circuito corto, frescos o ecológicos (sin pesticidas ni fertilizantes químicos) reduce la contaminación de los ecosistemas y el cambio climático, y tiene efectos positivos tanto para la salud de los usuarios y usuarias de la restauración colectiva, como para el entorno.[4]

Potenciar la dimensión educativa de los comedores escolares.

Consumir productos locales y de temporada permite ofrecer platos tradicionales con nuestra identidad gastronómica, preservando la biodiversidad local, así como el patrimonio cultural y gastronómico de nuestro territorio.

Favorecer una relación mucho más estrecha entre quienes producen los alimentos y quienes los consumen, ofrece una gran oportunidad social para educar a los niños y niñas como futuros consumidores informados y responsables.

NO SOLO NECESARIO, TAMBIÉN LAS LEYES EUROPEAS Y NACIONALES LO PROMUEVEN …

En España, la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público (que transpone la Directiva 2014/24/UE[5]), establece entre sus objetivos conseguir una mejor relación calidad-precio, e incluye en los criterios de adjudicación aspectos cualitativos, medioambientales, sociales, e innovadores vinculados al objeto del contrato.

La guía sobre Compra Pública Verde de la Comisión Europea publicada en 2016 incluye un apartado sobre restauración, e insta a los gobiernos nacionales a establecer un porcentaje mínimo de alimentos de producción ecológica en los servicios contratados, marcar unos porcentajes mínimos y/o asignar puntos por la utilización de frutas y hortalizas de temporada, o incluir cláusulas contractuales encaminadas a reducir al mínimo los residuos alimentarios y de envases de alimentos.

Cada vez más comunidades autónomas y ciudades promueven estas pautas de compra pública alimentaria bajo criterios de sostenibilidad social y ambiental, principalmente en restauración escolar. Canarias, Valencia o Navarra, o ciudades firmantes del Pacto de Milán como Madrid, Zaragoza, Barcelona, Valencia o Pamplona, son un ejemplo.

Los miles de ciudadanos y ciudadanas que comen todos los días en los servicios públicos madrileños forman parte de un colectivo cautivo, sin apenas alternativas de elección, pese a que requieren una especial atención alimentaria al tratarse de niñas y niños en edad de crecimiento, personas hospitalizadas, mayores en centros de día y/o población en riesgo de exclusión social. Las administraciones madrileñas, además de cumplir con el derecho humano a la alimentación, tienen la oportunidad de garantizar una alimentación saludable y sostenible en los espacios bajo su gestión, aprovechando las muchas ventajas económicas, medioambientales y sociales derivadas de esta.

Conscientes de que es necesario y posible cambiar el modelo de compra pública de alimentos en la Comunidad de Madrid, instamos a los grupos de la Asamblea de Madrid a desarrollar las iniciativas legislativas necesarias para promover la compra pública con criterios de sostenibilidad, salud y desarrollo rural. Invitamos además al Gobierno regional, incluyendo los departamentos responsables de Educación, Salud, Agricultura, Medio Ambiente y Economía, a que se sumen a este reto expresado en la PNL 146/16 RGEP 6821,[6] incorporando la participación de todos los actores implicados en la producción, transformación y consumo de alimentos, así como los profesionales y las instituciones independientes de la nutrición y la salud pública.[7]

Miles de escolares madrileños, personas hospitalizadas, agricultores/as y ganaderos/as, consumidores… se lo pedimos y agradeceremos.

 

[1]   La organización Justicia Alimentaria estima que las administraciones españolas gastan entre 2000 y 3000 millones € anuales en servicios de restauración y suministro de alimentos.

[2]   Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud, 2004. Organización Mundial de la Salud.

[3]   Los mercados locales generan más empleo y más diverso (por cada euro que se invierte en estos sistemas se llegan a generar más del doble de ingresos locales que en el sistema globalizado).

New Economics Foundation. https://neweconomics.org/2011/05/benefits-procuring-school-meals-food-life-partnership

[4]   El objetivo del Plan de acción de Mitigación en España 2011/2020 en la agricultura y pesca es alcanzar un ahorro global de energía final 1.338 ktep en el año 2020 mediante la aplicación de seis medidas, entre ellas el fomento de la agricultura ecológica, la relocalización de los sistemas alimentarios y el fomento de canales cortos de comercialización.

[5]   La Directiva 2014/24/UE recomienda a los poderes adjudicatarios que a la hora de decantarse por la mejor oferta en las licitaciones, sitúen la atención en los “criterios verdes” y no sólo en los costes

[6]   Propuesta no de Ley aprobada por unanimidad el 23/6/2016 en la Asamblea de Madrid, instando al Gobierno regional a fomentar la contratación de productos de temporada, de proximidad y ecológicos en la alimentación de los comedores colectivos existentes en la Comunidad de Madrid, incorporando las modificaciones pertinentes en los procesos de licitación.

[7]   En el caso de los comedores escolares también es imprescindible posibilitar una mayor participación a las familias en la elección del prestador del servicio y del seguimiento de la calidad del mismo.

Granja a la vista en medio de Madrid: la Quinta de Torre Arias

Cabras asomándose a la nueva Granja Urbana

Hay quien añoraba una granja en África y hay quien sueña con una granja en Madrid. Es un sueño que está un poquito más cerca de convertirse en realidad, en el Distrito de San Blas/Canillejas, en la Quinta de Torre Arias. La Plataforma ciudadana que se creó para defender la Quinta de la especulación urbanística, ha ido gestando propuestas con visión holística para la Quinta, entre ellas una Granja Urbana, que enlaza con el carácter de quinta experimental que tuvo en el pasado. Ojalá pronto vuelvan a escucharse mugidos, rebuznos, balidos y cacareos… Enhorabuena a la Plataforma, un placer que seáis parte de Madrid Agroecológico

¿Granjas en la ciudad?

Seguir leyendo

Agroecología de FIESTA en apoyo a FRAGUAS. 8 julio

Frente a la justicia gris que multa a repoblador@s, les sentencia a prisión y quiere desmontar un pueblo que revive, colectivos agroecológicos de Madrid os invitamos el domingo 8 a La Salamandra, a la fiesta en apoyo de Fraguas. Junto a otros colectivos, agradecemos a los compañeros y compañeras de Fraguas que sigan ahí, llevando vida a ese medio rural abandonado por las administraciones y con ell@s RECLAMAMOS el derecho de uso y el usufructo de los pueblos de propiedad pública, abandonados, y exigimos que NO SE LES CRIMINALICE por ello.
Seguir leyendo

Asamblea: El futuro de los mercados agroecológicos, de calle y de barrio

¿Por qué los mercados?

Enlazando con las XI jornadas de agroecología de  la Red Agroecológica de Lavapies, nos convocamos a la asamblea de Primavera de Madrid Agroecológico. Lo hacemos con una asamblea monográfica sobre mercados:

  • Porque nos parece que es un momento clave para pensar qué queremos hacer, dónde queremos llegar con los mercados.

  • Porque NO los vemos solo como espacio de venta de cercanía, sino sobre todo como foco de difusión de la agroecología y de altavoz de iniciativas de soberanía alimentaria.

  • Porque, fruto del trabajo de estos dos años, hay más mercadillos agroecológicos, mercados de productores… y hay también una tremenda confusión sobre qué es qué.

  • Porque nuestra reivindicación no es solo para promover la venta directa, la producción de proximidad o la ecológica. Eso no nos basta, si no son parte de un proceso de transición agroecológica integral.

AUPA lo ha puesto por escrito y en Madrid Agroecológico lo respaldamos: “Para ser coherentes, aquellas iniciativas que se promuevan desde cualquier institución que no clarifique  y distinga aquellos productos no obtenidos mediante técnicas ecológicas, carecerán de nuestro apoyo como asociación. Así mismo, exigimos a esas mismas instituciones, especialmente las firmantes del Pacto de Milán, a que apoyen de una manera inequívoca un consumo justo y saludable basado en la agroecología que disipe de una vez por todas la confusión actual.”

Así que, vamos a darnos una asamblea en la que pensar juntas, nuestros objetivos con los mercados, nuestras demandas a las políticas públicas y nuestras necesidades de organización y articulación. Asociaciones, gentes de la producción y del consumo, colectivos ecologistas, cooperativas, mundo técnico… nos vemos el domingo.

Programa de la asamblea

16.30 Presentación y objetivos

16.45 Intervenciones:

  1. Madrid-AUPA
  2. Aprender de Granada. Ecomercados
  3. Aprender de Valencia. Tira de comptar
  4. Herramientas

17.30 Dinámicas. Trabajo en grupo. Objetivos, políticas públicas, articulación colectivos-producción-consumo

18.15 Puesta en común. Discusión. Demandas

19.00 Cierre

 

Y un poco de memoria…

Desde que nos constituímos como plataforma, hemos trabajado para abrir espacios a mercados agroecológicos. En el caso de Madrid, en junio de 2016 organizamos con AUPA el primer mercadillo agroecológico, coincidiendo con el día del medio ambiente.

Le siguieron muchas reuniones y peticiones a juntas de distrito para tener más mercados agroecológicos, unas fructificaron, pero otras generaron bastante frustación e incomprensión por la diferencia de criterios entre Juntas. Hoy lo agroecológico convive con lo artesano en mercados en fase de consolidación, como en la Muestra agroalimentaria de Vallecas.

En este tiempo también planteamos demandas a través de la mesa de Pacto de Milán, algunas recogidas,otras no. Cada vez hay más mercados de venta directa, el último: el de Productores de Arganzuela, en Planetario. Hay más mercados y bastante confusión entre lo que es y siginifica mercados de productores, de cercanía, agroecológicos…

La vía de trabajo con los ayuntamientos no ha sido la única. Siguen celebrándose mercados autónomos, como el vetranísimo de Malasaña y otros como el de  la Moradita en Hortaleza.

Nos parece un momento importante, para definirnos con claridad, objetivos y estrategia, y que la opción agroecológica, que va más allá de comprar y vender, que es movimiento social, no se diluya entre puestos de colores.

 

Jornadas “Qué comemos… quién nos cuida” de Madrid Agroecológico en La Casa Encendida (18/19 de mayo de 2018)

Como sabeis, Madrid Agroecológico (MAE) es un espacio de encuentro y articulación entre distintos colectivos y actores vinculados a la producción y el consumo en el territorio de la biorregión de Madrid. conforme a los objetivos de la soberanía alimentaria. Tenemos dos objetivos básicos: en primer lugar, pretendemos ser un agente referente para creación de políticas agroecológicas que hagan posible el cambio de modelo en el sistema agroalimentario a nivel regional mediante la incidencia en las instituciones. Por otro lado, buscamos generar un espacio de encuentro e intercambio entre la producción, el consumo, la formación y la sensibilización agroecológica en la región central de la península ibérica. Seguir leyendo

Semana Lucha Campesina 2018. Tierra, Agua, Semillas

Abril nos trae aires campesinos. Como cada año, desde hace 10, denunciaremos en las calles los procesos de expropiación de recursos y de saberes y la expulsión y asesinato de campesinas, de campesinos y de quienes alzan su voz para defender la tierra. Recordaremos sus luchas y los problemas en todo el mundo, para acceder o conservar al agua, la tierra y las semillas. Queremos fortalecer la solidaridad y la resistencia y profundizar la alianza entre el medio rural y la ciudad, a favor de un proyecto de sociedad basada en la justicia social y la solidaridad de los pueblos.

Seguir leyendo

Pararse y mirar al horizonte. Encuentro de colectivos por la soberanía alimentaria

Difícil encontrar un momento, parar a pensar si marchamos en la misma dirección, si estamos compartiendo horizonte y  caminos, si vamos dejando pistas para quienes quieran explorarlos, si volvemos la mirada para apoyar a quien no llega…

Difícil con esta vida hiperproductiva, que se  llena con sacar adelante el día a día… y sin embargo, a veces conseguimos un pequeño espacio. El pasado enero, nos juntamos unas 30 personas de 22 colectivos. Hubo otros 11 colectivos que no pudieron venir, pero con quienes esperamos seguir enredando.

Porque nuestras ganas de cambiar modelos y romper moldes son muchas, peor nuestras energías son limitadas, nos planteábamos  objetivos que nos ayudaran a avanzar sin suponer una pesada carga extra: Nos juntamos a pensar en cómo facilitar el desarrollo e intercambio de recursos y visibilización de alternativas, en desarrollar campañas coordinadas de sensibilización (ligada a centros sociales y vinculados al anticapitalismo), mejorar nuestro conocimiento de modelos alternativos de producción-consumo. Y queríamos definir una hoja ruta para grupos aislados, que pueda servir para desplegar una “estrategia de contagio” en el barrio Seguir leyendo

Lucha por la tierra y contra los desalojos. Ahora: Cerro Libertad

Lucha por la tierra y contra los desalojos. Ahora: Cerro Libertad
En defensa de las gentes que vuelven a la  tierra a alimentarse, a alimentarnos. En apoyo del proyecto agroecológico Cerro Libertad, que ocupa y recupera tierras que el BBVA tenía abandonadas e improductivas. Porque en Andalucía la tierra está en manos de terratenientes que la usan para mantener el poder y precarizar a las jornaleras. Porque las gentes del Cerro Libertad demuestran con su trabajo y su ilusión que otro modelo es posible. El 14 de marzo, todas con el Cerro Libertad, a las 11 concentración en la oficina BBVA

Seguir leyendo

Sin tierra, no hay agricultura. Defendámosla de la especulación urbanística

La huella ecológica de la Comunidad de Madrid nos dice que necesitamos 20 veces la superficie de la Comunidad para mantener nuestro modo de vida. Un modo de vida que necesitamos cambiar, pero aún asi, con esa cifra en la cabeza, cualquiera podría entender que no estamos en condiciones de seguir perdiendo suelo biológicamente productivo. Y sin embargo, urbanistas, políticos y técnicos siguen anclados en un modelo desarrollista que apuesta por el ladrillo. Uno de los últimos casos, en Perales de Tajuña, en plena vega que históricamente abasteció de alimentos a Madrid. No nos queremos quedar cruzadas de brazos. Porque sin tierra no habrá agroecología posible. Estamos a tiempo de parar sus planes.

 

No comeremos ladrillos

Seguir leyendo

Frente a los alimentos sin futuro, huertas agroecológicas

Panel de La Madre Vieja. Exposición Qué comemos… quién nos cuida

Alimentos sin futuro. La agricultura que agota y contamina

La agricultura industrial explota el suelo hasta agotarlo, con un modelo productivo petrodependiente y contaminante en toda la cadena de producción, distribución y consumo (deforestación, maquinaria pesada, fitosanitarios, agrotóxicos, ganadería intensiva, residuos orgánicos, alimentos kilométricos, refrigeración, envasado…). Se estima que la industria agroalimentaria industrial es responsable directa o indirectamente de entre el 47% y el 54% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Seguir leyendo

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com